La eficiencia del sistema judicial español.


palacio de justiciaEl Consejo General de Economistas publica un estudio sobre las Implicaciones económicas del funcionamiento de la Justicia en España.

 

Pese a que el grado de satisfacción de los españoles respecto al funcionamiento de la Administración de Justicia es mayoritariamente bajo, los datos muestran que España se encuentra en un nivel semejante a la media de los países de la Unión Europea en alguno de los indicadores fundamentales que se utilizan para medir la eficiencia del funcionamiento de la Justicia.

 

Entre las conclusiones de este estudio se encuentran las siguientes:

  • La estructura jurídica resulta primordial para alentar el emprendimiento y la creación de empresas.
  • Como causa inspiradora de confianza económica y de localización de inversiones, la Administración de Justicia tiene una gran importancia.
  • Si comparamos a España con el resto de Europa en cada uno de los indicadores fundamentales que se utilizan para medir la eficiencia del funcionamiento de la Justicia, se aprecia que España se ubica en una posición media, tardando 264 días en resolver, sobre todo en cuanto a la duración de los procedimiento civiles y mercantiles, siendo el promedio de la UE 246 días.

 

Sin embargo, el estudio señala que se debería estudiar la posible convergencia con Europa en aspectos tales como la tasa de litigiosidad, gasto público per cápita asignado a los tribunales, recursos financieros, marco normativo y número de jueces.

 

  • A pesar de que sigue situándose en la mitad inferior de la clasificación europea, se han reducido en España el número de asuntos pendientes un 25 % entre los años 2010 y 2015.
  • Existe una mejora en el empleo de los medios tecnológicos en la Justicia, pero aún falta bastante trayecto, sobre todo en cuanto a hacer compatibles los sistemas informáticos del Ministerio de Justicia y los de algunas Comunidades Autónomas que tienen transferidas competencias.
  • Los juzgados de lo mercantil son en los que se ha producido una mayor acumulación de asuntos.
  • Y por lo que se refiere a los concursos, existe una tendencia a disminuir los concursos de acreedores frente a un incremento del tratamiento de las insolvencias mediante soluciones extrajudiciales.

 

El Consejo General de Economistas, en virtud de lo expuesto, ha sugerido propuestas de mejora del sistema judicial español, como son:

 

  • La imprescindible reorganización de los juzgados y tribunales bajo principios de eficiencia.
  • La Administración de Justicia tendría que mejorar los plazos de resolución de los asuntos, sobre todo en jurisdicciones como la mercantil.
  • Debería disminuirse la complejidad del entramado legislativo y eludir la profusión y la dispersión legislativa.
  • Plantearse un plan de acción específico para disminuir la tasa de litigiosidad.
  • De forma previa obligatoria, exigir la mediación en determinados procedimientos.
  • Dotar a LexNET de medios presupuestarios para que su implantación sea más eficiente.
  • Mejorar las estadísticas judiciales para facilitar la comparabilidad y la elaboración de indicadores más perfeccionados.
  • Realizar un estudia que permita identificar los motivos por los que la ciudadanía no aprecia de forma positiva su sistema judicial para así tomar medidas que permitan mejorarlo.
  • Finalmente, las distintas fuerzas políticas deberían integrar el Pacto de la Justicia, incrementando el protagonismo de la Justicia en las políticas generales del país y promover la transversalidad.